¿Qué factor de protección solar elegir?

Nuestra piel puede verse afectada por la radiación del sol durante todos los días del año. Esto ocurre sea invierno o verano. Si vamos a pasar muchas horas al aire libre o a realizar actividades con exposición, una buena crema será nuestra mejor aliada. Pero ¿qué factor de protección solar elegir?

Los rayos UV

Existen muchos tipos diferentes de crema solar en el mercado. Esto puede dificultar la tarea de descifrar cuáles proporcionan a nuestra piel un grado adecuado de protección. Aquí entran en juego los rayos UV o ultravioleta.

Qué son y cómo actúan los rayos UV

Los rayos UV son una forma de radiación electromagnética que proviene del sol. Hay tres tipos de rayos UV: UVA, UVB y UVC.

  • Rayos UVA. Son los que emiten la menor cantidad de energía. Aún así, debemos preguntarnos ¿qué factor de protección solar elegir? La razón es que, aunque sean los menos agresivos, provocan daños en la piel y envejecimiento prematuro.
  • Rayos UVB. Emiten mayor cantidad de energía y pueden afectar directamente al ADN de las células de la piel. El resultado se traduce en quemaduras solares y, además, es el tipo de radiación que provoca el mayor número de cáncer piel.
  • Rayos UVC. Son los más potentes. Sin embargo, por reacciones químicas que se producen en la atmósfera, su acción no incide en nuestro cuerpo.

Al comprar una crema solar, debemos asegurarnos de elegir un producto de amplio espectro. De este modo, nos protegerá de los rayos UVA y UVB.

El FPS o ¿qué factor de protección solar elegir?

El Factor de Protección solar o FPS mide la cantidad de protección que una crema puede brindar contra los rayos UV. Está clasificado en una escala que va de 2 a más de 50. Cuanto mayor sea el número de FPS, más fuerte será el nivel de protección.

El FPS nos da una idea de cuánto tiempo tardará la piel en enrojecerse ante la exposición solar, siempre y cuando utilice la crema. Si normalmente comenzásemos a quemarnos alrededor de los 30 minutos sin protección solar, una crema con FPS 30 nos proporcionaría teóricamente 30 veces más protección.

Sin embargo, esta medida no significa que debamos pasar 15 horas sin volver a aplicar crema solar. Al contrario, el protector solar se elimina con la arena, al secarnos con una toalla o al entrar en contacto con el agua, por ejemplo.

Los especialistas en dermatología y cuidados de la piel aconsejan que no permanezcamos más de dos horas sin volver a aplicarnos la crema solar.

Además, hasta hace poco tiempo se pensaba que con FPS 15 era suficiente para mantener la piel protegida. Hoy, la opinión de los expertos deja claro que lo más conveniente es que nuestra crema solar sea al menos un FPS 30.

Cuáles son los FPS más comunes

Los Factores de protección solar de P20 son muy completos. Esta gama de cremas solares indican en sus envases el FPS. Así, podemos saber exactamente cuánta protección nos aportan frente a los rayos UVB.

Para los expertos de P20, “cuanto mayor es este índice, mayor es la protección. Por lo tanto, un factor de protección solar 6 o 10 aporta una protección baja; los factores 15, 20 o 25 aportan una protección media; los factores 30 o 50 una protección elevada; y el factor 50+ una protección muy elevada”.

Cómo elegir el factor de protección

¿Qué factor de protección solar elegir? A la hora de decantarnos por un FPS determinado, debemos valorar ciertos aspectos. Esto contribuirá a que obtengamos el mayor beneficio para nuestra piel.

En este sentido, precisamente el tipo de piel va a ser el mayor condicionante para optar por una crema solar con un FPS determinado. Esto incluye el color de nuestra piel, el del pelo y el de nuestros ojos.

Por último, también es preciso valorar en qué lugar vamos a estar expuestos al sol y en qué época del año. Descubre tu tipo de piel y podrás contestar a una pregunta fundamental: ¿qué tipo de protección solar elegir?