Crema solar para bebés: ¿Qué debo saber antes de comprarla?

¿Tienes un bebé de pocos meses? Seguro que con la llegada del verano, te apetece ir con el pequeño a la playa, pero ¿es bueno para él? El uso de crema solar para bebés despierta muchas dudas en los padres recientes. Merece la pena analizar el uso de protector solar en niños, cuándo y cómo debe aplicarse para proteger a los más pequeños de los rayos del sol.

¿A qué edad necesita protección solar tu bebé?

Si tu hijo es menor de 6 meses, no deberías exponerle al sol. Su piel es muy sensible, por lo que es fácil que tenga quemaduras o que sufra un golpe de calor. De hecho, no se encuentra en el mercado una protección solar para bebés con esta edad.

Hoy en día, ya se comercializa alguna crema solar para bebés a partir de 6 meses, pero la mayoría de estos productos se aplican por encima de los 3 años. Esencialmente, esto sucede porque los protectores solares tienen muchas sustancias que, usados en exceso, podrían afectar a la piel infantil.

Crema solar para bebés, ¿cómo escogerla?

A la hora de comprar una crema solar para bebés, debes tener en cuenta diversos factores que garantizan su efectividad y la protección de su piel frente a los rayos del sol.

Para empezar, es recomendable que elijas un factor de protección 50, para que el niño esté protegido el máximo tiempo posible. De todos modos, ten en cuenta que debes aplicárselo cada pocas horas, y cada vez que se bañe.

Además, también hay que tener en cuenta la elección de un filtro físico para los más pequeños. Aunque dan un color blanquecino a la piel, hay que tener en cuenta que son los más seguros. Asimismo, una de sus ventajas es que notarás que debes volver a aplicarlo cuando desaparezca el blanco.

Muchos padres también dudan acerca de si comprar un producto con olor como protector solar para bebés. La verdad es que el perfume es un elemento innecesario en las cremas de sol para niños, pero debes evitarlo especialmente si el pequeño tiene alergia o dermatitis atópica.

Igualmente, debes recordar la necesidad de proteger la piel del sol siempre que el niño esté al aire libre, no solamente en la playa. Recuerda que los rayos solares pueden afectarnos en cualquier momento y situación, incluso cuando está nublado. Y en el caso de la piel infantil, mucho más sensible, su efecto puede ser mucho peor.

También merece la pena que tengas en cuenta la presencia en la fórmula del protector solar de componentes que puedan resultar beneficiosos para la salud cutánea de un niño, como el aloe vera o la manteca de karité.

P20, crema solar para niños y adultos

Disponer de un protector solar de confianza para niños y adultos es esencial para que toda la familia podáis disfrutar de las vacaciones en la playa o en la montaña. P20 es la marca de protección solar que cuida de nuestra piel desde hace más de 40 años. Por lo tanto, su eficiencia está ampliamente demostrada.

Los productos de esta marca se autodefinen como de ‘protección solar altamente eficaz’. ¿Qué significa esto? Esencialmente, que procuran hasta 10 horas de protección, gracias a que son de amplio espectro y a sus filtros UVA y UVB fotoestables y muy resistentes al agua.

Esto significa que, aunque tengáis la piel muy sensible, si habéis escogido bien vuestro FPS, los estudios clínicos muestran que el P20 ofrece una protección solar eficaz y que mantiene los niveles de protección se mantiene incluso después de una exposición prolongada.

Asimismo, este protector solar es muy eficaz tanto contra los rayos UVB como los UVA, por lo que garantizan la protección de la piel contra los daños de la exposición al sol. Además, su fórmula es exclusiva, por su ligereza y transparencia. Por lo tanto, resulta muy fácil de aplicar y no deja ni tan solo marcas blancas después de aplicarlo. Tampoco contiene ni colorantes ni fragancias añadidas.

Finalmente, merece la pena destacar que P20 protector solar es muy resistente al agua, lo que resulta una gran ventaja en las jornadas de playa y piscina. Está documentado que P20 mantiene su protección después de 4 baños de 20 minutos en el agua.

Todas estas características hacen que la crema solar P20 sea el producto de protección perfecto para evitar el efecto de los rayos del sol tanto en adultos como en la piel más sensible de los niños. Por lo tanto, puedes llevarlo en tu bolsa de la playa tanto para usarlo como protector solar para tu bebé como para ti mismo. Toda una ventaja en cuanto a funcionalidad, comodidad y seguridad para la salud cutánea de toda la familia.